23 ene. 2011

¿Y Qué Pasa si Soy Alérgico?

ácaro del polvo en el hotel
Acaro del polvo
"Desde hace unos años hay un incremento importante en el numero de personas que sufren alergias. Según datos recientes, hasta 20 por cien de los niños de los países occidentales padecen asma, entre 15 y 23 por ciento tienen alergia al pólen, polvo o pelo de animales, y entre 15 y 19 por ciento tienen eccema" 

Como podemos ver, el tema de las alergias cada vez es mayor, por lo que el número de usuarios de hoteles con este problema va en aumento, hasta el punto de que ya algunos hoteles cuentan de manera permanente con una serie de habitaciones adaptadas a este tipo de clientes. Otros en cambio, prefieren preparar la habitación en el momento en el que está prevista la llegada de un cliente alérgico.

Vamos a ver en el blog hotelero, cómo se prepara la habitación para minimizar al máximo los riesgos de alergia:

En primer lugar, es necesario que el hotel cuente preferiblemente con un aspirador con filtro HEPA (un filtro especial de alta eficacia) con el que aspiraremos el colchón para eliminar la presencia de ácaros. A continuación cubriremos el colchón con un protector antialérgico y haremos la cama. En los hoteles las sábanas suelen llegar procedentes de la lavandería en paquetes de plástico, esto las protege del polvo hasta el momento en el que son utilizadas. También es importante que las almohadas sean antialérgicas.

Para limpiar el polvo utilizaremos un trapo húmedo para evitar que las partículas de polvo salgan volando y puedan posarse en cualquier lugar de la habitación. Hay que limpiar las lámparas y las paredes incluyendo todos los elementos que haya en ellas como cuadros, molduras, espejos etc. Importante limpiar las lámparas, así como la parte alta de los armarios, detrás de muebles y mesillas, zócalos, etc.

Especial atención requieren las cortinas, siendo lo más recomendable prescindir de ellas o reemplazarlas por otras recién lavadas. Aunque este aspecto depende de la decoración y tipo de hotel.

Es recomendable evitar el suelo de moqueta, si esto no es posible, pasaremos el aspirador con filtro HEPA concienzudamente y al menos dos veces a toda la superficie, insistiendo en los bordes y esquinas. En los suelos de madera o gres, no hay que barrer nunca, en su lugar pasaremos una mopa y después la fregona.
 
En cuanto al baño hay que tener especial cuidado, ya que éste suele ser el punto con mayor concentración de humedad, lo que resulta fatal para los alérgicos a los hongos. Las zonas más sensibles son las mamparas de la ducha o bañera, las cortinas, y las paredes (sobretodo las juntas de los azulejos). Es recomendable realizar la limpieza utilizando un producto antimoho en las zonas sensibles. Lo más importante de todo es asegurarnos de que estas superficies quedan bien secas una vez las hayamos limpiado, ya que la humedad favorece el desarrollo de estos microorganismos. Ante la llegada de una persona alérgica es necesario sustituir siempre la cortina del baño (si la hubiera) por otra limpia.

Por otra parte, también habrá que limpiar el polvo en el baño, dado que hay superficies en las que tiende a acumularse muy fácilmente. Por ejemplo, pasaremos un trapo húmedo a los toalleros, la cisterna, la repisa de los lavabos, el porta-rollos, el soporte del secador de pelo etc.

Una habitación para alérgicos ha de ser siempre de no fumador, ya que el tabaco irrita las vías respiratorias y estas personas son muy sensibles a todo tipo de substancias irritantes. Por la misma razón se desaconseja usar ambientadores químicos.

No quiero teminar este artículo sin hacer mención a los sistemas de aire caliente y acondicionado. Ni que decir tiene que éstos deben seguir un rigurosísimo control de mantenimiento y limpieza de sus filtros para evitar cualquier problema, ya no sólo a los a
 lérgicos, sino a todos los clientes en general.


Más información en nuestra página en Facebook

Temas relacionados:
Como se limpian las habitaciones de un hotel

Protected by Copyscape Web Plagiarism Scanner

No hay comentarios:

Publicar un comentario