10 jun. 2011

La Comunicación en el Departamento de Pisos III

Código de barras
Continuamos en el blog hotelero hablando de la comunicación en el departamento de pisos. En esta ocasión quiero hablaros de la conveniencia de utilizar un código que permita a todos los miembros del departamento comunicarse entre sí.

Hace ya algún tiempo, realizando las prácticas como gobernanta en un hotel de cuatro estrellas de mi ciudad, me sorprendió el sistema que tenían para comunicar a las compañeras el estado de la limpieza de la habitación, de tal forma que si alguien entraba en ella, con un simple vistazo supiera qué es lo que faltaba por hacer, sin necesidad de preguntar a nadie. También era útil para que la gobernanta calculara el tiempo que quedaba para que las habitaciones estuviesen terminadas. Quiero compartir con vosotros todo el proceso.


En primer lugar, lo primero que se hacía cuando se entraba en la habitación era "precintar" que consiste en seguir los siguientes pasos:
  1. Abrir las ventanas para ventilar.
  2. Encender todas las luces para comprobar que no hay ninguna fundida.
  3. Comprobar el minibar.
  4. Recoger toda la basura y echarla en la papelera.
  5. Revisar vasos. Si están sucios retirarlos.
  6. Comprobar que no haya objetos olvidados en el armario y mirar qué falta por reponer (perchas, cartelería etc).
  7. Comprobar si falta cartelería o está en mal estado.
  8. Desmontar la cama, si la habitación es de salida.
  9. Sacar la ropa sucia + la papelera con la basura + las botellas del minibar.
  10. Meter la ropa limpia, junto con lo que falte del minibar, de la cartelería y del armario.
  11. La papelera se dejará colocada encima del escritorio. 
 En el baño se sigue un proceso similar:
  1. Retirar la basura e introducirla en la papelera.
  2. Recoger toda la ropa sucia e introducirla en el saco.
  3. Se saca la papelera y la ropa sucia.
  4. Meter las toallas limpias, la papelera (ya sin basura) y los amenities del baño.
En el momento en que una camarera de pisos entra en una habitación y observa que la ventana está abierta, la cama desmontada, con el juego de sábanas limpio y la papelera encima del escritorio sabrá que esa habitación ya ha sido "precintada" y que lo siguiente que debe hacer es comenzar a hacer el baño o las camas, dependiendo de como esté organizado el trabajo. Una ventaja de este sistema es que permite ahorrar tiempo, porque en un sólo "viaje" se saca todo lo sucio y se introduce todo lo limpio, quedando la habitación lista para empezar a trabajar en ella.

Una vez hechas las camas, la camarera procederá a limpiar el polvo y cerrará la ventana pero sin correr la cortina. Este gesto significa que la habitación ya tiene hecho el polvo y que sólo queda limpiar el suelo. Por el contrario, las camas hechas y la ventana abierta significan que el polvo aún está por hacer. Si alguien entra en este punto, observaría las camas hechas y la ventana cerrada pero con las cortinas sin correr, y sabría que tendría que ponerse a limpiar el suelo. Una vez hecho el suelo, se cierran las cortinas y se coloca la papelera en su sitio. Las cortinas corridas y la papelera en su lugar significan que ya no hay que limpiar más en esa habitación.

En el baño una vez limpio, colocaríamos la papelera y el taburete encima de la repisa del lavabo o donde tengamos un hueco. Se trata de dejar el suelo sin obstáculos para facilitar su limpieza. Además colocando de esta manera el taburete y la papelera comunicamos al resto del equipo que sólo falta por limpiar el suelo.

Como veis estos pequeños gestos constituyen todo un sistema de comunicación que facilitan mucho la organización y coordinación de todos los miembros del equipo. Además permiten ahorrar tiempo y ganar en rapidez.

Os animo a ponerlo en marcha, si las características de vuestro hotel lo permiten.


Más información en nuestra página en Facebook

Temas relacionados:
La comunicación en el departamento de pisos I
La comunicación en el departamento de pisos II

Protected by Copyscape Web Plagiarism Scanner

No hay comentarios:

Publicar un comentario